La experiencia de Sonia.

Hola Joan!

Ya de vuelta en España. Tan solo un breve mensaje para agradecerte que me pusieses en contacto con Guillermo y vuestros guias. Al final tuve mucha suerte y pude ir a los Montes Atlantika y  disfrutar de los Koma. En Poli, me quede con Abdoul en vuestro bukaru, estuvimos con los Mbororo…que pasada! Tambien estuve unos dias formando al personal del Hospital de Poli en emergencias obstetricas, la gente super agradecida y muy colaboradora.

Aun hace dos dias que aterrice en España, y de verdad….cuesta asimilar la vuelta…no tengo palabras para agradecerte lo suficiente la oportunidad de haber vivido una experiencia asi…esto ha sido irrepetible, de verdad, vengo realmente tocada a nivel emocional. Por ultimo, solo comentarte que tienes un lujo de guias trabajando contigo…tanto ABdoul como Dola me cuidaron y requetecuidaron…, asi me ha costado volver!!!!!

Un saludo enorme y GRACIAS!!!!!

Sonia Alvarez

Anuncios
Categorías: Camerún, Sonia Alvarez | 1 comentario

Un viaje más allá de los Bukarús por Laura Guerrero.

Un viaje más allá de los Bukarus

Mi breve pero intensa visita a Poli tuvo lugar gracias a mi obsesión por los Bukarus (casa tradicional camerunés). Llevaba un tiempo trabajando en Camerún y me propuse averiguar como construir una de esas maravillosas chozas que aparecen en el paisaje nordense del país.

Mi búsqueda me condujo hasta la web de Bukaru Project en Poli y así conocí a Willy en Douala. Me hablaron de su proyecto de desarrollo sociocultural en Poli y del Gerewol y yo les hablé de mi trabajo (que para entonces era llevar unos programas de prevención de Cólera en Douala).

Conectamos bien y me propusieron hacer un lindo intercambio: ellos me ayudaban a llegar hasta el Gerewol que se celebraba en Poli y yo les organizaba una actividad de sensibilización para el cólera  para el Bukaru Proyect.

Así llegué a hacer una visita exprés desde Douala a unas 9 horas en autobús más 11 en tren y 4 en moto (atravesando 5 riachuelos cargaditos de lluvia) a un lugar muy cerca de la frontera con Nigeria, cerca de Poli.

Allí los mbororo celebraban este año su Gerewol.

Vi a decenas de mbororo llegar de todas partes con la ilusión de celebrar un año más la fiesta más importante. Ellos se vestían con sus mejores galas y sus instrumentos más sonoros para bailar toda la noche. Y ellas, de una belleza abrumadora, observaban bien atentas para elegir al joven con más ritmo.

Fue una experiencia única.

Al día siguiente después de una larga noche volví a Poli para trabajar un poco y aportar con mi granito de arena a ese pueblo que me había fascinado. Visitamos los asentamientos mbororo de la zona donde esta situado el Bukaru Project. Decidimos trabajar con los niños y niñas del pueblo, grandes receptores y mejores amplificadores. En la escuela de Jalingo organizamos un taller para sensibilizar a todos ellos de la importancia del lavado de manos para prevenir de enfermedades como el cólera. Y  jugando construimos unos lavaderos de manos articulados con un sistema de palos y palancas. Con este pequeño artilugio aprendieron lo sencillo y divertido que puede llegar a ser la pesada tarea de lavarse las manos (a todos nos lo pareció algún día, verdad?). A demás, como los materiales que usamos son baratos y faciles de encontrar (madera, bidones vacíos y cuerda) pueden hacer uno en sus casas y así empezar a multiplicar ese conocimiento.

Estoy muy agradecida a Joan, Willy, Claudine, Joseph, Debruia, Sarki  y Abdul por hacer lo imposible para que llegara a Poli aunque no fuera tarea fácil y presentarme a los mbororo desde una introducción amable, solemne y de lo más divertida.

Espero volver algún día a Poli con más tiempo para construirme un Bukaru…

Laura Guerrero

Categorías: Camerún, Gerewol, Laura Guerrero | Etiquetas: | 1 comentario

El Gerewol

Sin duda la ceremonia del Gerewol, que tiene lugar en Níger, Nigeria, y Camerún, es una de las celebraciones más curiosas de todo África.

Al final del Ramadán y cuando las lluvias empiezan a amainar en septiembre el pueblo Mbororo, también conocidos como Wodaabe, se dirigen hacia las llanuras del Valle de Faro buscando los tan ansiados pastos tan escasos en esas latitudes cercanas al Sáhara. Durante una semana centenares de pastores nómadas se reúnen para arreglar matrimonios y propiciar pactos entre los diferentes clanes.


Pero lo que hace especial a esta celebración es que, al contrario que sucede en la mayoría de los casos, aquí son los hombres los que se arreglan e intentan “seducir” a las mujeres. De hecho, ya desde niños se les marca con cicatrices decorativas en la cara, sobre todo, en la nariz y frente, e incluso en algunos casos se altera la forma de pies y cabeza para hacerlos más bellos. Durante el Gerewol los protagonistas son ellos, los jóvenes Mbororo.


Dentro de su cultura, la exaltación de la belleza y su reconocimiento es una parte importante de sus rituales. Para los Mbororo, el hombre perfecto debe ser alto, delgado y con los músculos bien definidos. Además deben vestir con estilo y bailar bien. Y es en durante el Gerewol donde deben demostrar todo esto para poder elegir a la mujer que ellos quieran.
Para resaltar su belleza se decoran la cara con pigmentos y arcilla, para ellos con propiedades mágicas, debiendo lograr una simetría perfecta, ojos grandes y nariz larga y afilada. Para ello se pintan la cara, luego pintan labios y ojos de negro para así resaltar el blanco de sus ojos y dientes. Después, y dependiendo del clan a que se pertenece se decora el resto de la cara con otros dibujos. Además se suelen rapar el pelo para así alargar sus frentes. Por último, se colocan un turbante rematado con una pluma de avestruz. Los jueces de esta especie de “concurso de belleza” masculino, son las mujeres de otro clan.


La prueba más importante son los bailes “yaake”, donde los jóvenes deben demostrar su presencia física, aplomo y sentido del ritmo, y la particular belleza de sus rasgos faciales. Antes de comenzar el baile se suelen tomar una bebida con propiedades psicotrópicas que les ayuda a realizar mejor su danza. Aquellos que superen esta prueba, al día siguiente volverán a bailar durante el Gerewol pero ahora pintados de rojo. Para los ajenos a esta cultura estos bailes y los gestos de su cara pueden resultar algo “afeminados”.


Esta celebración tiene lugar cada año en un lugar diferente del Sahel y suele durar una semana. Este año se plantarán los campamentos a finales de agosto, alrededor del día 25, en Poli, pequeña ciudad asentada en la mitad de un fértil valle rodeado de bellos montes.

Curiosamente, durante esta ceremonia, las autoridades del país aprovechan para tratar temas con estos pastores nómadas ya que es la única época del año en que están localizables, pues algunos clanes recorren más de mil kilómetros para llegar hasta aquí.

Categorías: Camerún, Gerewol | Etiquetas: , , , , , , | 2 comentarios

Detalles del alojamiento.

Hola a tod@s,

Os colgamos algunas imágenes para que veáis cómo ha evolucionado el campamento. Esperamos que sea de vuestro agrado!

Categorías: Camerún, Principio | 3 comentarios

Ya hemos vuelto. Bukaru Camp!!!

Bukaru Camp

El campamento ya casi está acabado. Mañana colgaremos más info 😉 Abrazote!

Categorías: Camerún, Principio | 1 comentario

Algo de Fauna.

Os dejo aquí algunas imágenes de fauna que he ido tomando mientras construiamos los Bukarús 😉

Categorías: Camerún, Fauna, Naturaleza | 3 comentarios

05 Futuro próximo.

Quedó Abdoul a cargo de la obra y a pesar del clima, las primeras lluvias y la ausencia de medios de transporte fiables la obra ha avanzado hasta las 7 cabañas, la base cimentada de la recepción-restaurante y la estructura del WC y las duchas. Éxito total. Ahora estamos con el tema numérico, ver cuanto queda, y si hacemos las 4 cabañas que faltarían para tener capacidad para 20 viajeros máximo + la casa/almacén de Abdoul. Queda por finalizar el techo del restaurante/recepción, instalar la grifería, y colocar el mobiliario que decidimos traer del sur, donde son especialistas en bambú, y creemos que serán una opción estética, y cómoda para los futuros clientes. Willy está gestionando el transporte de camas, mesitas, mesas, y sillas de Yaoundé hasta Ngaounderé en transporte público, y hemos de decidir estampado de cortinas, sábanas, manteles, servilletas, etc. etc. Queda trabajo pero las líneas están trazadas y sólo queda marcar timings para la última visita e inversión antes de que los primeros clientes lleguen en julio. Qué emoción!

Categorías: Camerún, Principio | 1 comentario

04 La partida de Joan.

Yo, ideólogo loco y con pésimas nociones de ingeniería, fui el primero en partir ya con la primera cabaña a punto de coronar con el techo de paja.
Los últimos días fueron intensos, incluyendo una visita la herrero de Kongle, pequeño pueblo dowayo, famoso por haber sido la base logística del antropólogo Nigel Barley.

El mismo día de mi partida había llegado Su Majestad de París y tuve la suerte de poderlo saludar personalmente y comentarle la evolución de las obras. Le prometí seguir con mi función institucional de representar al Emirato de Faro en el exterior y promocionar el turismo cultural y ecológico de esta bella región del Norte camerunés.

Me dio su bendición, nos tomamos la foto de cortesía, me tomé el último yogur del príncipe (uno de los hijos del Emir) y tras regresar a la obra y despedirme de mi nueva familia euro-africana cogí la moto y me fui para Carrefour Poli (cruce donde se coge el bus que va hacia Ngaounderé).

Sobre la moto, cubierto con un pañuelo árabe, al más puro estilo Laurence de Arabia, dejé atrás Poli Ville, el Emirato, a mis viejos y nuevos amigos, y el Bukarú Camp avanzado. Una sensación de emoción contenida me invadió sobre esa moto china, ensamblada en la vecina Nigeria, y tras llegar al asfalto ‘civilizador’ del cruce de Poli, dije en silencio ‘seyeso’, hasta la próxima.

Joan Riera.

Categorías: Camerún, Principio | Deja un comentario

03 La Obra

Como conocedor del lugar era servidor, a más de repelente antropólogo, intenté situar a los compañeros para que entendiesen como podían evolucionar las cosas. Les comenté lo del ‘ritmo africano’, lo de los malos rollos que pueden aparecer entre diferentes etnias y entre los componentes de una misma etnia -eso pasa aquí también-.

Bueno, en definitiva el proyecto era todo un reto que con Abdoul y la buena cooperación de los lugareños íbamos a encarar con toda la ilusión del mundo…a pesar del hostil clima de principios de abril (la época más calurosa del año).
El primer paso fue subir a la colina sagrada de Tinga y ver el terreno…guau será que soy ‘l’hereu Riera’ pero me hizo mucha ilusión ver esa tierra nuestra, virgen y salvaje , que íbamos ahora a domar con respeto para poder alojar a futuros viajeros. Desde lo alto de la colina pudimos ver imágenes al más puro estilo Arthus-Bertrand con los campos de mijo secos, los pueblecitos mbororo, montes forestados, y al fondo el skyline de Poly City.

El terreno tiene la forma de un triángulo isósceles, enmarcado por un camino rural, un riachuelo, y el monte desde donde oteamos el horizonte. Son sino recuerdo mal unos 2000 mts. cuadrados de matorral donde se llega desde Poli por una pista que se va estrechando y que cruza 4 poblados mbororo.

Desde arriba Alfredo dibujó lo que sería el campamento y vimos que la genial idea de Àlex de hacer 4 grandes huellas de felino africano era posible!

Joan Riera

 

Categorías: Camerún, Principio | 1 comentario

02 Poli

Poli es la capital del Emirato de Faro, actualmente un Departamento de la República de Camerún.

A pesar de la colonización y los tiempos modernos pos-coloniales, Poli sigue siendo la capital de un antiguo emirato peul, etnia que ha gobernado la región desde el Siglo XVIII, y uno puede hacerse perfectamente una idea clara de como fue el Medioevo europeo.


El primer día fuimos recibidos por nuestro ‘hombre’ en Poli, Abdoul Yaouba, originario del Extremo Norte pero bien afincado en el Faro.

Abdoul nos llevó hasta el palacio del Emir que se encontraba de viaje en París en busca de contactos para desarrollar su reino. En substitución de Su Majestad, varios ‘sarkis’ o ministros del emirato nos recibieron calurosamente con un siempre impresionante protocolo donde nos dieron la bienvenida, nos dijeron que contábamos con su colaboración y protección durante nuestra estadía en el Valle de Faro. Fuimos bendecidos con una plegaria musulmana y nos hicimos un baño de multitudes con la nobleza y miembros del ‘staff’ real sacándonos multitud de fotos que os iremos mostrando.

Los rituales, bendiciones, y show africano no acabaron en el palacio del emir. Al día siguiente saludamos al jahoro o jefe de Tinga (se pronuncia Chinga), pueblo donde está ubicado el Bukarú Camp. El Sr. Jean Marie (jefe), es un dowayo de unos 65 años, jefe de Tinga, nacido en la colina donde está ubicada el campamento y donde están enterrados sus antepasados. Este hecho nos causó impresión y nos dimos cuenta incluso que el hecho de construir en tierra sagrada daba un áurea especial al proyecto.

Tras el jefe dowayo tocó sentarse bajo un árbol de karité -famoso por la crema que se produce con sus frutos mantecosos- y saludar uno a uno los hombres mayores de la etnia mbororo, grupo de peuls semi-nómadas que a partir de ahora serán nuestros vecinos. A través de nuestro multidisciplinario Abdoul pudimos comunicarnos con ellos -gente ruda de campo- y explicarles el proyecto del cual quedaron encantados y nos invitaron a yogur con miel; energizante ideal para iniciar las obras pensamos todos mientras sorbíamos.

Noble Mbororo

Noble Mbororo

Tras los saludos protocolarios con el jefe y el equipo de paletas dowayos, tuvimos que mostrar nuestros respetos al Rey Dowayo de Teté, reino donde se ubica Tinga. Por suerte este sería el último ritual de saludos, charlas, y protocolo para satisfacer a todos los focos de poder relacionados con nuestro proyecto. La recepción en Teté nos cogió desprevenidos! Se reunió todo el pueblo, compuesto por dowayos (mayoría), peuls ganaderos, y tupurís (etnia agricultora de origen sudanés) y nos mostraron toda su artesanía, danzas, y costumbres ancestrales. Fue una especie de ‘parque temático’ a la africana. Fue en esta ocasión (recordemos los 40 grados de temperatura) que Àlex y Alfredo recibieron el título de sarki (ministro) ambos relacionados con affairs extranjeros.

Nombramiento de Ministros. Alfredo a la izquierda y Alex a la derecha ;)

Nombramiento de Ministros. Alfredo a la izquierda y Alex a la derecha 😉

Dicha experiencia mejor leerla de sus comentarios. Yo al ser Sarki Turawa (Ministro de Turismo de Poli) estoy más acostumbrado a dichas ceremonias 😉 pero alucinante y brutal lo fue sin duda…

 

Joan Riera.

Categorías: Camerún, Principio | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: