Gerewol

Un viaje más allá de los Bukarús por Laura Guerrero.

Un viaje más allá de los Bukarus

Mi breve pero intensa visita a Poli tuvo lugar gracias a mi obsesión por los Bukarus (casa tradicional camerunés). Llevaba un tiempo trabajando en Camerún y me propuse averiguar como construir una de esas maravillosas chozas que aparecen en el paisaje nordense del país.

Mi búsqueda me condujo hasta la web de Bukaru Project en Poli y así conocí a Willy en Douala. Me hablaron de su proyecto de desarrollo sociocultural en Poli y del Gerewol y yo les hablé de mi trabajo (que para entonces era llevar unos programas de prevención de Cólera en Douala).

Conectamos bien y me propusieron hacer un lindo intercambio: ellos me ayudaban a llegar hasta el Gerewol que se celebraba en Poli y yo les organizaba una actividad de sensibilización para el cólera  para el Bukaru Proyect.

Así llegué a hacer una visita exprés desde Douala a unas 9 horas en autobús más 11 en tren y 4 en moto (atravesando 5 riachuelos cargaditos de lluvia) a un lugar muy cerca de la frontera con Nigeria, cerca de Poli.

Allí los mbororo celebraban este año su Gerewol.

Vi a decenas de mbororo llegar de todas partes con la ilusión de celebrar un año más la fiesta más importante. Ellos se vestían con sus mejores galas y sus instrumentos más sonoros para bailar toda la noche. Y ellas, de una belleza abrumadora, observaban bien atentas para elegir al joven con más ritmo.

Fue una experiencia única.

Al día siguiente después de una larga noche volví a Poli para trabajar un poco y aportar con mi granito de arena a ese pueblo que me había fascinado. Visitamos los asentamientos mbororo de la zona donde esta situado el Bukaru Project. Decidimos trabajar con los niños y niñas del pueblo, grandes receptores y mejores amplificadores. En la escuela de Jalingo organizamos un taller para sensibilizar a todos ellos de la importancia del lavado de manos para prevenir de enfermedades como el cólera. Y  jugando construimos unos lavaderos de manos articulados con un sistema de palos y palancas. Con este pequeño artilugio aprendieron lo sencillo y divertido que puede llegar a ser la pesada tarea de lavarse las manos (a todos nos lo pareció algún día, verdad?). A demás, como los materiales que usamos son baratos y faciles de encontrar (madera, bidones vacíos y cuerda) pueden hacer uno en sus casas y así empezar a multiplicar ese conocimiento.

Estoy muy agradecida a Joan, Willy, Claudine, Joseph, Debruia, Sarki  y Abdul por hacer lo imposible para que llegara a Poli aunque no fuera tarea fácil y presentarme a los mbororo desde una introducción amable, solemne y de lo más divertida.

Espero volver algún día a Poli con más tiempo para construirme un Bukaru…

Laura Guerrero

Categorías: Camerún, Gerewol, Laura Guerrero | Etiquetas: | 1 comentario

El Gerewol

Sin duda la ceremonia del Gerewol, que tiene lugar en Níger, Nigeria, y Camerún, es una de las celebraciones más curiosas de todo África.

Al final del Ramadán y cuando las lluvias empiezan a amainar en septiembre el pueblo Mbororo, también conocidos como Wodaabe, se dirigen hacia las llanuras del Valle de Faro buscando los tan ansiados pastos tan escasos en esas latitudes cercanas al Sáhara. Durante una semana centenares de pastores nómadas se reúnen para arreglar matrimonios y propiciar pactos entre los diferentes clanes.


Pero lo que hace especial a esta celebración es que, al contrario que sucede en la mayoría de los casos, aquí son los hombres los que se arreglan e intentan “seducir” a las mujeres. De hecho, ya desde niños se les marca con cicatrices decorativas en la cara, sobre todo, en la nariz y frente, e incluso en algunos casos se altera la forma de pies y cabeza para hacerlos más bellos. Durante el Gerewol los protagonistas son ellos, los jóvenes Mbororo.


Dentro de su cultura, la exaltación de la belleza y su reconocimiento es una parte importante de sus rituales. Para los Mbororo, el hombre perfecto debe ser alto, delgado y con los músculos bien definidos. Además deben vestir con estilo y bailar bien. Y es en durante el Gerewol donde deben demostrar todo esto para poder elegir a la mujer que ellos quieran.
Para resaltar su belleza se decoran la cara con pigmentos y arcilla, para ellos con propiedades mágicas, debiendo lograr una simetría perfecta, ojos grandes y nariz larga y afilada. Para ello se pintan la cara, luego pintan labios y ojos de negro para así resaltar el blanco de sus ojos y dientes. Después, y dependiendo del clan a que se pertenece se decora el resto de la cara con otros dibujos. Además se suelen rapar el pelo para así alargar sus frentes. Por último, se colocan un turbante rematado con una pluma de avestruz. Los jueces de esta especie de “concurso de belleza” masculino, son las mujeres de otro clan.


La prueba más importante son los bailes “yaake”, donde los jóvenes deben demostrar su presencia física, aplomo y sentido del ritmo, y la particular belleza de sus rasgos faciales. Antes de comenzar el baile se suelen tomar una bebida con propiedades psicotrópicas que les ayuda a realizar mejor su danza. Aquellos que superen esta prueba, al día siguiente volverán a bailar durante el Gerewol pero ahora pintados de rojo. Para los ajenos a esta cultura estos bailes y los gestos de su cara pueden resultar algo “afeminados”.


Esta celebración tiene lugar cada año en un lugar diferente del Sahel y suele durar una semana. Este año se plantarán los campamentos a finales de agosto, alrededor del día 25, en Poli, pequeña ciudad asentada en la mitad de un fértil valle rodeado de bellos montes.

Curiosamente, durante esta ceremonia, las autoridades del país aprovechan para tratar temas con estos pastores nómadas ya que es la única época del año en que están localizables, pues algunos clanes recorren más de mil kilómetros para llegar hasta aquí.

Categorías: Camerún, Gerewol | Etiquetas: , , , , , , | 2 comentarios

Mini-Curso de lengua Fulfuldé.

The Bukaru Project se realizará en una región del Norte de Camerún habitada por distintos grupos étnicos. Cada una de estas tribus habla su propia lengua pero para comunicarse entre ellas se utiliza como ‘lingua franca’ el Fulfuldé. Esta lengua, también conocida como Fula, Fulani, Pular, o Peul es hablada por unos 20 millones de personas, desde Senegal a Sudán (región saheliana) y pertenece a la familia de las lenguas Nigero-Congolesas. El Bukaru Team iniciará en los próximos días un curso intensivo de Fulfuldé para poder introducirse en el terreno de las tribus dowayo y mbororo, donde se construirá el campamento. Nos introduciremos en esta bella lengua africana a través del diccionario del cura-antropólogo Giuseppe Parietti: Dictionnaire Français-Fulfuldé.

Para empezar ya sabemos que el saludo introductorio que usaremos al llegar es: Wali Jam (hola!) y cómo estás? Jam Ná? Acabaremos la clase de hoy con gracias: Useko / y hasta pronto: Se Yeso.

The Bukaru Team ;-)

Categorías: Camerún, Gerewol, Principio | Deja un comentario

Los Mbororo

Antes que nada agradecer a todos los seguidores vuestro interés. He recibido muchos, pero que muchos signos de que nos seguís con atención.

Unas líneas sobre otro de los pueblos próximos a nuestro Bukaru Camp; los mbororo. El grupo peul mbororo es un pueblo orgulloso y eminentemente ganadero; la posesión de ganado es símbolo de salud y bienestar.

En su modo de vida nómada ancestral no dan mucha importancia a la religión ni al poder, limitándose a pagar tributos a los propietarios de las tierras donde pastan sus animales y vender sus productos lácteos en los mercados semanales.

Otra peculiaridad es su negativa a casarse con otras razas para no perder la pureza de sangre ni sus particulares características físicas. Mayoritariamente altos y estilizados, de piel clara, nariz aguileña, y pelo ondulado; suelen pasar horas cuidando su aspecto físico; trenzándose el pelo, decorándoselo y tatuándose la cara y el pecho.

Su dieta alimenticia incluye leche, manteca y queso, combinado con algún puré de legumbres o cereales que compran a sus vecinos agricultores.

Cada miembro de la familia tiene deberes específicos. Los hombres: la atención del rebaño, los asuntos políticos, el trato de las enfermedades y planificar las rutas. Las mujeres: el ordeñe de las vacas, la preparación de la manteca y queso, el tejido de ropa y mantas y la preparación de las comidas diarias.

A la mujer se le exige la estricta obediencia hacia su marido y la separación entre los sexos es tan grande que a las madres no se les permite estar constantemente con sus hijos pequeños.

Defienden el cumplimiento de una rigurosa moralidad en la que destacan los valores de generosidad, honradez y respeto hacia los demás.

Viendo a los hombres y mujeres mbororo, en alguno de los mercados del Norte de Camerún, observaréis que son personas muy reservadas; es falta de respeto mostrar los afectos en público. Pero, no por ello, dejan de irradiar una elegancia natural que les hace sobresalir entre las demás etnias.

Este texto está extraído de la guía sobre Camerún de Joan Riera, antropólogo, amigo africanista persuasivo y culpable de esta entusiasmante iniciativa.

Os invitamos a que continuéis disfrutando de esta aventura que nos tiene entusiasmados. No os lo podéis perder!!

 

The Bukaru Team

Categorías: Camerún, Gerewol | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: